Siguiendo nuestra serie de webinars con expertos, esta semana contamos con el economista, director de la Fundación Capital y expresidente del Banco Central de la República Argentina, Martín Redrado, que radiografió la crisis actual en términos económicos, aportando las claves para una pronta recuperación, con especial foco en países latinoamericanos. A continuación, te detallamos las ideas principales.

Martín Redrado trabajó como protagonista en la crisis de 2009 pero asegura que esta crisis no tiene que ver con ninguna otra. “No miremos con el espejo retrovisor para ver qué hicimos en otras crisis pasadas, porque no se replica”, indica.

Las claves económicas

La crisis sanitaria ha producido un shock de oferta que después se transmitió a diversas industrias. Esto generó un shock de demanda también. Debido al shock de oferta y demanda, (que se transmitió a industrias como la del Turismo) esta crisis es diferente a las anteriores.

Pensar “fuera de la caja”

Martín Redrado insiste en que  intercambiando ideas sobre qué hacer en esta crisis. Propone el ejemplo inspirador del liderazgo intelectual de Ben Bernanke, el que en 2009 fuera presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que decía: “pensar fuera de la caja de herramientas” Esto es, según Redrado, precisamente lo que tendríamos que hacer ahora, ya no valen los instrumentos tradicionales, es el momento de la audacia en términos de políticas públicas y en las empresas. Estamos asistiendo a una reacción de políticas públicas en el mundo desarrollado. Para que un paquete económico genere seguridad tiene que ser contundente y sobrepasen las expectativas de la población y la respuesta de políticas económicas, de gasto público y de reducción de impuestos ha sobrepasado las expectativas de la gente

Canadá o Alemania, ejemplos a seguir

En materia de política económica y fiscal pone de ejemplo las reacciones de países como Canadá o Alemania, asistiendo todos los sectores de la población. Es necesario llevar dinero a las empresas que hoy no tienen capital de trabajo.

Rapidez en la respuesta

Los bancos centrales tienen que comprar todos los activos que tengan los bancos comerciales y dar crédito a las empresas a bajos tasas de interés. Destacad la rapidez del Gobierno estadounidense, que a través de un fondo compra bonos privados en nombre de la Reserva Federal, un intermediario financiero al que respaldan para llegar a las empresas.

Heterogeneidad en América Latina

Hay regiones que se diferencian en términos de la caída. América Laitna es una región dependiente de capitales del exterior, donde la tasa de ahorro es relativamente baja de acuerdo a las necesidades de inversión. Allí, el turismo se ha visto golpeado fuertemente. Hay un colapso en las commodities y en el precio de combustibles y metales, mientras los agrícolas se muestran resilientes. También, Latinoamérica cuenta con menos médicos por cada 10.000 habitantes que otros países europeos. También la distribución de suscripciones a internet es más desigual que en países como Japón,  Estados Unidos o países de la OCDE. Tras la crisis, será una obligación invertir más en salud y sectores vinculados, indica Redrado.

3 claves para superar esta crisis más rápido

Sobrerreacción: las autoridades deben reaccionar en términos de magnitud.

La utilización de instrumentos simples, fáciles de entender.

La utilización de instrumentos fáciles de ejecutar.

Proceso de desglobalización

En un ejercicio de “mirar hacia dentro”, será necesario atraer dentro de nuestras fronteras, en la medida de lo posible, aquellos productos que puedan hacerse en nuestra cadena de valor, y customizar esos productos.

Industrias con oportunidades

Alimentos, tecnología de la información, comunicación, química, medicamentos,  entretenimiento, son sectores que pueden ver en esta crisis una oportunidad. También genera un espacio para la economía digital y en concreto para la banca digital,

Tiempo de recuperación

La pregunta del millón: ¿cuándo terminará esta crisis? Es importante tener en cuenta la reacción en los países desarrollados a los paquetes fiscales y monetarios, cuya respuesta fue positiva. Sin embargo, el aumento de la pandemia genera incertidumbre. La salida de la crisis tendrá que ver principalmente con la rapidez en la llegada de una vacuna. Martín Redrado calcula que harán falta algunos meses para aplanar la curva. La crisis podría extenderse hasta finales de año, si queremos evitar una recaída en la crisis sanitaria. Sin embargo, pronostica una salida vigorosa en 2021, debido al impulso económico que suponen unas políticas económicas hasta ahora insólitas. Aquellos países, regiones o sectores que tengan una fuerte vinculación con China tendrán una proyección de crecimiento más rápido.

contacto-thinking-heads