Además de ser la mayor autoridad una empresa, los CEO son también su cara. Leer sobre ellos en los diarios y redes sociales es cada vez más común porque los medios de comunicación y las áreas de marketing de las empresas se están dando cuenta de su importancia: Mark Zuckerbeg, Jeff Bezos, Marissa Mayer o Indra Nooyi son claros referentes en este sentido, y lo que dicen tiene impacto mucho más allá de su propia empresa.

La opinión de los directivos es cada día más importante y su comportamiento dentro y fuera de la empresa afecta los valores financieros de la misma. El claro ejemplo de esto fue la crisis de Uber que causó su ex CEO Travis Kalanick y que repercute en una caída del 12% en el valor de sus acciones.

Como cabeza visible de una empresa, el CEO debe tener un posicionamiento personal propio, y considero que el blog es la mejor herramienta. Trabajar el posicionamiento personal del CEO como experto de un área ayuda tanto al CEO como a la empresa.

Estas son mis seis razones:

  1. Contacto directo con el cliente: En la web es importante el tráfico constante y el engagement con la audiencia, que sólo se puede conseguir si se está compartiendo información y creando contenido. La oportunidad de promover la empresa a diario a través de conocimientos es una herramienta excelente para conseguir más clientes.  Además es una herramienta excelente para el networking, ampliando la red de contactos de un CEO para beneficio de la empresa. El feedback que se recibe puede ser esencial para alimentar nuevas estrategias.
  2. Prestigio e influencia: Estamos en la era de la información, en dónde una empresa es mejor valorada si tiene amplios conocimientos sobre el tema de su área. ¿Qué mejor manera de demostrarlos que escribiendo sobre ellos? Impartir conocimientos como empresa crea prestigio ante las audiencias y aumenta la influencia en el área.
  3. Humanización de la empresa: Cuando un CEO publica un artículo en su blog representa a su empresa ante los clientes y el público en general. La mejor manera de crear vínculos de confianza con la audiencia es mostrar a las personas que están detrás del nombre de la compañía. Esto muestra al CEO en un plano más cotidiano e identificable para empatizar con los clientes.
  4. Gestión de crisis: Las crisis en las empresas no suelen ser constantes, pero sí decisivas. Manejar una crisis a través de un post en el blog es más personal y puede ayudar a no dejar cabos sueltos ni interpretaciones de terceros.
  5. Aprendizaje: Al comprometerse a tener un blog, el CEO también se compromete a escribir con frecuencia, con lo cual debe investigar sobre el tema y empaparse de la actualidad en su campo de conocimiento. Mantener la rutina de escribir en un blog dará también la rutina de mantenerse informados y permite tiempo de reflexión.
  6. Comunicación interna: La línea del pensamiento del CEO está ligada con la empresa y beneficia a los empleados el poder leer las opiniones y reflexiones del CEO sobre temas específicos. La creación de un vínculo de confianza y cercanía con los empleados es muy importante para el crecimiento de la empresa.