La tecnología blockchain aporta seguridad y transparencia a cualquier industria basada en la trazabilidad

Un contenedor refrigerado cargado de aguacates enviado desde Kenya no sólo atraviesa 6.500 km para llegar a manos de la empresa importadora que lo espera en Holanda. También soporta 200 interacciones en las que están involucradas unas 30 personas. Los agentes participantes apenas se comunican y los reportes de cada estadio se hacen manualmente, a veces con lápiz y libreta.  

Generalmente asociamos la cadena de bloques con el Bitcoin que, como las demás criptomonedas, generan escepticismo por su volatilidad y por su naturaleza virtual.  

Si les digo que el  blockchain, ese registro digital  que amontona los datos en “bloques” uniéndolos cronológicamente en una “cadena” utilizando complejos algoritmos matemáticos para “criptografiarlos”, puede ser una herramienta tecnológica eficaz para la industria de la logística, quizás les sorprenda.

Lo cierto es que Maersk, el gigante danés del transporte marítimo, es pionero en aplicar la cadena de bloques a su cadena de distribución. Los beneficios pueden resumirse a dos:

  • Compilación y autenticación de cada interacción en un mismo dispositivo
  • Puesta en común y protección de la información

 

Pero no sólo Maersk es pionera en tecnología de digitalización dentro de la logística. IBM, junto con CapGemini, ha creado un prototipo de contenedor inteligente que usa sensores para transmitir información dentro de la cadena de suministro. La finalidad es conseguir una red cooperativa y ágil en la que se eliminan los silos de información; transparente de principio a fin.

Virtudes considerables del blockchain

La cadena de bloques ya está revolucionando nuestra forma de interactuar. Estas son las dos grandes ventajas de aplicar tecnología de bloques de información para cualquier empresa basada en la trazabilidad:

Transparencia

Al aplicar la tecnología blockchain se crea un libro de contabilidad que no descansa en la estantería de un despacho sino que se distribuye a través de varios, cientos o incluso miles de ordenadores de todo el mundo.

Cualquier persona de la red puede acceder a una versión actualizada. Transacciones, acuerdos o contratos pueden ser registrados y verificados en esta base de datos digital de fuente abierta.

Seguridad

En este gigantesco libro de cuentas los registros, o bloques, están enlazados, autenticados  y cifrados para proteger la privacidad de las transacciones. Los hackers deberían atacar simultáneamente a cada una de las bases de datos de la red.

Que Bitcoin diseñara blockchain, para organizar y regular transacciones financieras evitando la intermediación de bancos y otros entes financieros, subraya su extrema seguridad y valía para cualquier otra aplicación.

Otras industrias beneficiadas de la cadena de bloques

Cualquier entidad basada en la trazabilidad de un producto, desde la materia prima hasta el usuario final, es susceptible de aplicar blockchain. Además de la ya citada cadena de suministro de las operaciones del transporte, muchos otros gremios se beneficiarán de la tecnología derivada de la cadena de bloques.

  • Salud: la facilitación de un registro indestructible y accesible en segundos (lo que antes tomaba días) permite, por ejemplo, el retiro inmediato de productos que presenten riesgos para la salud.
  • Ecología: para evitar la captura o el tráfico ilegal de pescado y para detectar las malas prácticas laborales en los buques, WWF ha llevado a cabo un programa piloto para rastrear el viaje de un atún “del cebo al plato”.
  • Consumo: el rastreo de bienes como el algodón, el café, o los productos orgánicos proporcionará a los consumidores, cada vez más conscientes y responsables, información sobre, por ejemplo las condiciones laborales y medioambientales en las que se procesaron los alimentos y productos.

 

La tecnología derivada de la cadena de bloques viene a aportar transparencia y seguridad a muchas industrias. Su adopción redundará en un mundo más transparente y colaborativo en el que se consumirá con más confianza.