Es una realidad. El coronavirus y las medidas de confinamiento implementadas están creando una gran disrupción en la actividad empresarial en general que no perdona al sector de los eventos y las conferencias. Desde la cancelación del Mobile World Congress (que hoy nos parece lejana y aislada) hasta la reciente comunicación por parte del Comité Olímpico Internacional del aplazamiento definitivo de los Juegos Olímpicos de Tokio, eventos de toda índole se han ido posponiendo en cadena. 

Se está siguiendo con mucha atención la evolución de los acontecimientos intentando anticipar el horizonte de reactivación de la celebración de eventos en sus múltiples formatos. El valor de los conferenciantes es transmitir ideas y el reto de las compañías organizadoras de eventos, transformarlas en los formatos que demanda esta nueva situación, manteniendo su compromiso de aportar contenido de valor a sus clientes.

En las primeras semanas de contención, reinaba la incertidumbre y observamos que la decisión mayoritaria de los organizadores de eventos fue posponer los encuentros programados a la segunda mitad del año. No obstante, no se descartaba la posibilidad de que en el caso de que las medidas de contención se volviesen más estrictas a nivel global, el ritmo de actividad de la industria en el mundo se ralentizara aún más. Y así ocurrió. Específicamente el sector de los eventos, de igual forma que el turístico o el del transporte, está sufriendo el impacto de la alerta sanitaria de forma directa alcanzando el 15% de eventos pospuestos en la etapa inicial de contención, prácticamente el 100% en este mes de marzo y abril, un 50% en mayo y a partir de junio entre un 30 y un 40%. La industria está aplazada pero la buena noticia es que se estiman muy pocas cancelaciones y en los últimos cuatro meses del calendario de este 2020, está previsto que se celebren los eventos interrumpidos con motivo del COVID-19. Tendremos un último cuatrimestre de año muy potente en lo que se refiere a la celebración de eventos. Mientras tanto, están surgiendo nuevas posibilidades que nos recuerdan que, afortunadamente el mundo de las ideas no tiene límites y debemos mostrarnos optimistas con respecto al futuro de este sector. Este momento nos ayuda a recordar que el conocimiento es el mayor antídoto ante la incertidumbre y que podemos aprender muchas lecciones de esta crisis, que nos pueden ayudar a crecer como individuos, sociedad y empresas. 

Lógicamente esta situación generará muchas disrupciones en el ámbito individual, colectivo, empresarial, económico, político, etc… Hacer llegar al mercado las ideas de los líderes con los que trabajamos era necesario ayer, lo es extraordinariamente hoy, y será percibido como extraordinariamente valioso en el futuro. 

Es innegable que las compañías se encuentran en el momento adecuado para reforzar a sus equipos nutriéndoles del mejor conocimiento e ideas. Afortunadamente existen sistemas como los webinars que permiten la interacción entre el conferenciante y los usuarios asistentes y promueven la participación en directo. 

En Thinking Heads hemos puesto en marcha la innovación con la que llevábamos trabajando desde hace tiempo que garantiza que sigamos marcando el paso como líderes del sector y siendo el mayor hub de ideas del mercado. Hace tiempo lanzamos una plataforma de contenidos audiovisuales para reforzar la difusión de las ideas de los conferenciantes con los que trabajamos a través de formatos multimedia en los que priman las microconferencias de entre 4 y 5 minutos. Hoy nos adaptamos a esta nueva situación difundiendo el mejor conocimiento y posibilitando a las empresas el contacto a través de  streaming con los líderes del momento. Recientemente hemos lanzado un programa de webinars impartidos por referentes en distintas áreas. Semanalmente compartiremos conocimiento de la mano de algunos de los expertos de nuestra red con el objetivo de conocer y explicar la actualidad. El economista, autor y director de la Cátedra sobre la Realidad Financiera Thinking Heads – Universidad de Alcalá de Henares, José Carlos Díez, ha sido el primer invitado. En su conferencia online analizó las últimas decisiones del gobierno español y cómo las empresas pueden afrontar los retos causados por los efectos del coronavirus en la economía: aquí puedes leer el artículo completo

Próximamente escucharemos otros testimonios de la mano de Sebastián Álvaro, creador de Al filo de lo imposible, quien aportará las claves motivacionales necesarias para resistir y vencer en momentos de crisis, Santiago Álvarez de Mon profundizará en el liderazgo en tiempos de crisis, Julio de la Iglesia, TEDAX y coach ejecutivo, nos transmitirá las claves del “liderazgo valiente” y los equipos “comando”, Úrsula Calvo, experta en Mindfulness y Autoconocimiento para la transformación, nos enseñará a recuperar el poder que le habíamos cedido a los acontecimientos externos o Álvaro Vizcaíno, experto en superación, supervivencia y toma de decisiones difíciles, centrará su charla en cómo negociar con nuestros miedos a través de su experiencia de supervivencia y naufragio en 2014, entre otros. También contaremos con conferenciantes de perfil internacional como el expresidente del Banco Central de Argentina (2004-2010) Martín Redrado, quien explicará cómo manejar nuestras empresas en una época de crisis, replantear nuestras prioridades y analizará el impacto económico de la crisis en Latinoamérica y la heterogeneidad de comportamiento por sectores económicos. Cada semana iremos anunciando nuevos webinars en nuestra web y resto de canales. 

En las últimas semanas se ha intensificado la organización de este tipo de encuentros virtuales. Quizás porque su formato permite adaptarse a esta nueva realidad y, a la vez,  ser consecuentes, comprometidos y responsables siguiendo las indicaciones de la comunidad médica. Hoy vemos cómo este tipo de iniciativas permiten que el conocimiento no tenga barreras y que las mejores ideas para entender el mundo sigan transmitiéndose a pesar de la incertidumbre.